Blog

Vinos con tapón de rosca, ¿peores que los de corcho?

Vinos con tapón de rosca, ¿peores que los de corcho?

Hace unos meses estrenamos nuestra tienda online de vino, y está siendo realmente curioso ver qué vinos son los más vendidos. Si hubiésemos hecho una porra planteándonos en qué puesto quedarían los Olcaviana, seguramente habríamos perdido. No porque no sean unos vinos magníficos, súper aromáticos y con una excelente relación calidad-precio. No, no es por esto, es porque son vinos con tapón de rosca. Y esto, en España, marca. ¿Por qué? Básicamente porque se suele asociar que los vinos con tapón de rosca son vinos de peor calidad.

Pero de verdad pensamos que algo está cambiando, porque muchos de vosotros estáis eligiendo Olcaviana en vuestras compras online, que además tienen una excelente relación calidad-precio. Y nos alegra muchísimo, porque esto indica que estamos eliminando prejuicios, y eso siempre es positivo.

Este debate está ampliamente superado en gran parte del mundo, de hecho, en los países de mayor consumo, como el norte de Europa, Estados Unidos o Canadá, gana por goleada el consumo de vino con tapón de rosca. ¿Y lo elegirían si la calidad del vino fuese peor? Obviamente no, ya que son mercados exigentes.

Nosotros mismos embotellamos con corcho Pasión de Bobal o Mariluna para el mercado español y con rosca para exportación. Y te aseguramos que si pruebas ambos, no notarías la diferencia.

Vamos a ir un poco más allá, vamos a ampliar la mirada y analizar qué hacen otros países productores, concretamente los que elaboran vinos del ‘nuevo mundo’. Así es cómo se conoce a las zonas productoras de fuera de Europa, como Australia, Nueva Zelanda, Chile o Argentina, que son grandes productores de vino, pero sin una tradición tan enraizada como podemos tener en España, Francia o Italia, por nombrar a los tres súper productores europeos. ¿Y cuál es su opción con respecto a los tapones que eligen para sellar sus vinos? La mayoría de ellos opta por el tapón de rosca en un alto porcentaje: Nueva Zelanda (95%), Australia (80%), Sudáfrica (65%), Chile (63%). En nuestro país el porcentaje es del 5%.

¿Son ellos más prácticos y nosotros más románticos? ¡Puede! Pero lo que está claro es que ambos tipos de cierre aportan valor al vino y a su consumo, y aquí os damos algunas pinceladas.

Ventajas e inconvenientes de los tapones de corcho y rosca en el vino

    • El tapón de rosca es el que proporciona el cierre más estanco, lo que evita oxidaciones indeseadas o la presencia de TCA, un proceso químico que se puede dar en los corchos de las botellas y que deriva en la generación de cloroanisoles. La consecuencia del TCA es que al abrir el vino, este tendrá un desagradable olor y sabor a corcho. Se calcula que esto puede llegar a suceder hasta en un 3% del total de botellas tapadas en el mundo con corcho.

 

    • El tapón de corcho, siempre que sea natural y de calidad, ayuda a la evolución de los vinos de guarda gracias a la microoxigenación. Son vinos con elaboraciones más complejas, que han pasado por barrica, y que continuarán evolucionando en la botella. Si estos vinos se guardan de manera correcta, teniendo en cuenta sus necesidades de luz y humedad, pueden aguantar, y por tanto evolucionar, durante varios años, décadas en algunos casos. Y el corcho jugará un papel fundamental.

 

    • El tapón de rosca se abre más fácilmente que el de corcho y esto es una ventaja para los que no se manejan demasiado bien con los sacacorchos, y también para los que tienen que ser ágiles en el servicio del vino, como por ejemplo, en los bares y restaurantes donde se sirve el vino por copas, una opción cada vez más extendida.

 

En resumidas cuentas, el corcho está muy bien y es normal que para muchos amantes del vino siga siendo su opción favorita. Pero esto no significa que tengamos que mirar por encima del hombro a los vinos de rosca. Hay que entender que cumplen su función, que aportan valor y que tienen muchas ventajas prácticas.

¿Te animas a probarlos y darnos tu opinión? Aquí tientes 6 magníficas propuestas de vino con tapón de rosca.

Olcaviana Verdejo: intenso en nariz, con detalles de fruta tropical envueltos con aromas herbáceos propios de la uva verdejo.

Olcaviana Sauvignon Blanc: un vino con una destacable persistencia que queda reforzada por los matices florales y su adecuada acidez.

Olcaviana Chardonnay: sabroso, frutal y con una excelente acidez.

Olcaviana Tempranillo: intenso, aromático y fresco. Un Tempranillo sincero, sin artificios.

Olcaviana Merlot: aromas de frambuesa y arándanos. Entrada suave en boca, golosa y de acidez equilibrada.

Olcaviana Cabernet Sauvignon: Un vino con personalidad y a la vez comedido, debido a su equilibrio. Todo un hallazgo, más aún si eres fan de la Cabernet Sauvignon.

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. En cualquier momento puedes cambiar la configuración de 'cookies' de tu navegador.. Leer política de cookies